Plaza Arte:

 Por: Ernesto Würth

El mundo actual

Existiendo en el mundo actual

Encuentro que seria poco ético, hablar en los momentos actuales, sólo de arte: poesía, pintura, escultura..., existiendo en el mundo problemas tan contingentes y gravísimos, que a través de los siglos siguen sin solución, en nuestro mundo subdesarrollado: América Latina, Asia y África.

Especialmente me refiero, a la distribución de la riqueza en el mundo globalizado, la que opera tan mal, que tenemos la hambruna más grande de todos los tiempos, además con gran mortalidad infantil, extensión del sida, inmensos problemas sociales, de educación y salud. Al lado de ésta gente sin protección, existen conglomerados de gran riqueza, grandes empresas, riquezas naturales explotadas a costa de los pueblos que no ganan nada con vivir o haber nacido dentro de estas tierras y sus riquezas.

Existe una gran indiferencia antes estos problemas, y creo, que en los próximos años, seremos testigos de grandes revoluciones o revueltas populares, de estas masas hambrientas. Ya se ha visto en Europa, explícitamente Francia, en donde hubo una revuelta sangrienta que costó vidas humanas, debido especialmente al racismo y hambruna, o problemas sociales.

Creo que a nosotros, quienes vivimos en el mundo intelectual, nos toca un papel muy importante, para denunciar estos problemas, a lo mejor con un trabajo de hormigas, de pequeños mensajes, pidiendo se solucionen o por lo menos se vayan tomando medidas para disminuir el problema.

Veo indiferencia en las clases dirigentes, en los clanes económicos, para darle un corte a este asunto. Y por eso deseo referirme a este problema antes de fin de año, para tocar las fibras de las gentes sensibles. Invito a este trabajo de sensibilidad, a invocar en nuestros escritos, poesías, una denuncia formal, como un aporte de grano de arena, esperando la sensibilidad de quienes lo lean.

Termino mi aporte con mi siguiente poema, referente al tema.

LOS FRUTOS DE LOS ÁRBOLES.

Saliendo de primavera

entrando al verano

el frío se retira

los calores llegan

la tierra se verdea,

los frutos crecen

llenándose de hojas verdes

creciendo las sombras;

conversando con los frutos

de ésta aurora calurosa,

pienso en el mundo  sus hombres,

que no pueden comer sus frutos

aunque tengan hambre,

madres con sus hijos

miran hacia arriba, la nada,

implorando con sus hijos, el hambre,

¿de quien es la primavera, el verano,

de quien es el aire, el sol y la luna?

Aparece un suspiro clavado en las nubes, sale el sol todas las mañanas,

los colores, los aromas, las hormigas,

todas tienen dueño y también un sueño,

¿Quién distribuye las riquezas?

Suenan Villancicos cantando a un niño,

suenan muchas cosas en este mundo apagándose,

miro y busco ese diamante pulido que

me enseñara alguien a revivirlo, son preguntas sin respuestas, pero las hay,

existen, pero todas tienen ese dueño y el olvido.

Veo pasar golondrinas, jilgueros, gaviotas, loicas, garzas y flamencos,

ellos pasan entre sus frutos comiéndoselos,

las veo sin hambre, tragándolo todo,

Sus cuerpos cubiertos de plumas, carne rosada, sin hambre,

las gaviotas picando sobre los mares sacando sus peces;

mientras, los hombres lloran, suplican, su hambre,

y me pregunto la diferencia entre aves y hombres

viven el mismo mundo, rodeados de alimentos,

¿Quién hizo esa diferencia, si el mundo es el mismo?

Preguntas sin respuestas, existen, pero todas

tienen ese dueño, ese sueño y el olvido….

 __________________

ARTÍCULOS RELACIONADOS

 

Inicio